A partir de Arles dejamos la carretera principal (D-115). Ahora la ruta aprovecha caminos, asfaltados o no, y los senderos junto al Tec; más adelante también aprovechará aquellos tramos en los que todavía se conserva la plataforma ferroviaria del antiguo tren de Arles a El Voló. Es necesario que nos acostumbremos a un pavimento variable, a veces pedregoso y poco compacto, aunque siempre ciclable. Pedalearemos mucho más tranquilos si lo hacemos alejados del tránsito, aunque en algún pequeño tramo lo reencontremos. A la salida de Els Banys d’Arles la presencia de infraestructuras ferroviarias ha dejado huella. Y es que en 1975 el tren llegaba hasta aquí para venir a buscar mineral de hierro, concretamente hasta la boca este del túnel de Els Banys, que aún podemos ver a día de hoy. A partir de aquí pasaremos por un antiguo puente ferroviario compartido con vehículos, y poco después pedalearemos ya por la plataforma del tren únicamente a nuestra disposición. En la entrada y la salida de l’Estanyol, después del cruce de Els Banys d’Arles, dos rampas bastante abruptas nos lo pondrán difícil para continuar sin tener que poner el pie en el suelo.


ELS BANYS D’ARLES
El valle se empieza a abrir, perdiendo el carácter enérgico y engullido asociado con la montaña. Cuando nos acercamos a Els Banys d’Arles notamos una temperatura más cálida y un aire que nos recuerda al mar. Efectivamente, las primeras instalaciones que encontramos en la villa son la piscina municipal de agua caliente y un centro deportivo llamado Espai Mediterrani, evidencia de que nos encontramos delante de una mezcla de aires de mar y montaña.

En Els Banys d’Arles todo destila termalismo. Desde el año 633 existen unas termas romanas situadas en este lugar llamado Els Banys, y que en 1840 pasó a recibir el nombre francés de Amélie (Amélie-les-Bains) en honor a la reina del mismo nombre. Desde entonces ha sido una destinación pensada para gozar de las aguas termales y de la relajación que proporcionan; de hecho, existen unos vales de un día para ponerse en forma. Si nos desplazamos 1’5 km. por el margen izquierdo del Tec llegaremos a Palaldà, donde además de visitar la villa medieval fortificada podremos ir al Musée de la Poste (museo de correos) donde también se encuentra el centro de interpretación Charles Rennie Mackintosh y el Museu de les Arts i Tradicions Populars, donde descubriremos los útiles tradicionales del zapatero y cómo se hace una «espardenya vigatana catalana». Después volveremos a Els Banys a fin de no perder la vía, que a partir de aquí tiene un recorrido espectacular.
 

Track de recorrido Descargar el track
Cerrar y volver al mapa
Punto de encuentro
2013 © Pirinexus. Todos los derechos reservados C/ Emili Grahit 13, 9-B · 17002 Girona · T 972 48 69 50 info@pirinexus.cat | Aviso legal | Cookies | Política de privacidad | Mapa web | Créditos