Este tramo y el siguiente continúan por la D-115, aunque ahora mucho más transitada que la bajada del Coll d’Ares. La carretera es estrecha, mayoritariamente sin aceras, y los coches circulan a velocidades elevadas. Este tramo y el siguiente son unos de los motivos para aconsejar realizar la ruta Pirinexus en sentido horario, dado que la sensación de peligro y angustia cuando circulamos en bajada es mucho menor que cuando subimos. En resumen, poneos un chaleco fluorescente y simplemente dejaos ir.
 

Todo el recorrido entre Prats de Molló y El Voló discurre junto al río Tec, con una fauna y flora protegidas dentro de la red Xarxa Natural 2000. Lo primero que llama la atención es la dirección de este valle. No discurre perpendicular a la cordillera, como seria de esperar, sino que coge una dirección oblicua, como si tuviese prisa por llegar al mar y buscase el camino más corto. Esta dirección está condicionada, como en el caso de la Vall d’Hostoles (entre Amer y Sant Feliu de Pallerols), por una falla, que en este caso hundió el bloque situado en el NE. Estas fallas forman parte de un conjunto más grande y, como ya hemos comentado, son las responsables de la creación de las grandes depresiones del Empordà y el Rosselló, del vulcanismo de la Garrotxa y de los sismos del 1427 y 1428. Esta circunstancia hace que el valle sea muy rectilíneo y que el río pierda desnivel de manera muy rápida, haciendo que la erosión que produce sea muy concentrada en el fondo de su cauce y que el valle esté limitado por vertientes con pendientes muy elevadas. Así, el río desciende por un fondo estrecho y engullido. La misma carretera, a veces, discurre literalmente colgada de las escarpadas vertientes del valle. No hace mucho, en 1940, esta energía del río se transformó en catástrofe. Después de intensas lluvias y de un desprendimiento que colapsó un tramo del valle, se produjo una riada devastadora que afectó a Arles y Els Banys. Hubo 50 desaparecidos, algunos de los cuales jamás fueron encontrados, y la línea del tren entre Prat y Els Banys quedó destrozada y no volvió a funcionar nunca más.
 

EL TERMALISMO
Este es otro fenómeno causado por las grandes fallas. Por eso encontramos en el valle fenómenos termales, tanto en la Presta, cerca de Prats, como en Els Banys d’Arles, más al este. Las fracturas favorecen el tránsito del agua en el interior de la tierra y el posterior sobrecalentamiento de las mismas.
 

Track de recorrido Descargar el track
Cerrar y volver al mapa
Punto de encuentro
2013 © Pirinexus. Todos los derechos reservados C/ Emili Grahit 13, 9-B · 17002 Girona · T 972 48 69 50 info@pirinexus.cat | Aviso legal | Cookies | Política de privacidad | Mapa web | Créditos