Saliendo de Gualta seguiremos el Daró Vell, por un camino agrícola con pavimento de gravilla compactada, hasta llegar a la GIV- 6501, que seguiremos a la derecha hasta Fontanilles y hacia el sur hasta Sant Feliu de Boada. Es un trayecto mayoritariamente asfaltado, con poca intensidad de tránsito motorizado. Pasado Sant Feliu de Boada dejaremos el asfalto y giraremos a la izquierda para seguir un camino agrícola en muy buen estado que nos llevará a Torrent.

LAS COLINAS MEDIEVALES
Por la llanura que cruzamos, llamada del Baix Ter, van sobresaliendo algunos relieves, muchos ocupados por pequeños núcleos urbanos con construcciones de época medieval. El primero que encontramos es Fontanilles, donde destaca la iglesia del s. XII y el castillo del s. XI. Después encontraremos las villas de Fontclara en la que resalta la iglesia románica de Sant Pau de Fontclara, y la de Sant Julià de Boada con su iglesia mozárabe ya testificada por un documento del año 934.

PALAU-SATOR
A 1,3 Km. al oeste de Fontclara, siguiendo la red de cicloturismo, encontraremos Palau-Sator. Su núcleo medieval de estructura circular conserva restos de la muralla y la torre de entrada al recinto. En el núcleo también podremos visitar un museo rural.

PERATALLADA
Siguiendo por la red de cicloturismo en la misma dirección, después de 2 Km. llegaremos a Peratallada. Declarado conjunto histórico y artístico, contiene muchas muestras de arquitectura medieval. La villa conserva su antiguo aspecto feudal, con calles estrechas y tortuosas, así como un castillo fortificado con su Torre de l’Homenatge y el Palau, las murallas y la iglesia de Sant Esteve. También destaca el gran foso que rodea la población, excavado en la roca viva.

PALS
Más al sur, dominando la llanura bajoampurdanesa, ya divisaremos Pals. Situado a escasamente 3 Km. al este de la ruta principal, Pals cuenta con un centro histórico medieval en el que destaca la torre románica construida entre los siglos XI y XIII, conocida como la Torre de les Hores. Dentro del barrio gótico de la villa hay calles empedradas, arcadas de medio punto, fachadas con ventanas ojivales y balcones de piedra. La muralla de la ciudad consta de cuatro torres cuadradas del siglo IV. Cabe destacar el mirador de Josep Pla, desde donde se pueden ver los campos del Empordà y las Illes Medes. También hay un museo de arqueología.

Track de recorrido Descargar el track
Cerrar y volver al mapa
Punto de encuentro
2013 © Pirinexus. Todos los derechos reservados C/ Emili Grahit 13, 9-B · 17002 Girona · T 972 48 69 50 info@pirinexus.cat | Aviso legal | Cookies | Política de privacidad | Mapa web | Créditos