Hasta Torroella la ruta discurre por caminos agrícolas anchos y poco transitados con un pavimento de gravilla compactada en buen estado. Hay un tramo asfaltado a la llegada a Ullà, donde será necesario ir con cuidado con el tránsito motorizado. El paso sobre el río Ter deberá hacerse por la cera de la derecha, que es muy ancha y está pensada para la circulación de peatones y ciclistas. A partir de aquí seguiremos los caminos de la mota del Ter y después del Daró. Cuidado con la subida de la mota a la carretera, ya que el tránsito en este punto circula a gran velocidad. Una vez hayamos cruzado la carretera volveremos a seguir por caminos agrícolas situados a la izquierda y que son de gravilla compactada.

EL MONTGRÍ
El macizo calcáreo del Montgrí,que domina todo este tramo, es una estructura geológica singular. Aunque límite sur de los Pirineos geológicos, se encuentra a muchos kilómetros de la cordillera y en medio de la llanura.

Es un lugar estratégico. Muestra de ello son los vestigios paleolíticos de algunas de sus cuevas (el cau del duc) o el mismo Castell del Montgrí, un castillo inacabado que corona la montaña central del macizo y que fue construido entre los años 1294 y 1302 por Jaume II como línea de vanguardia de sus dominios ante el condado de Empúries. Desde sus torres se divisa una panorámica impresionante de la costa ampurdanesa.

ULLÀ Y TORROELLA DE MONTGRÍ
El primer pueblo que encontramos al paso por la vertiente sur del macizo es Ullà, en el que cabe destacar la iglesia de Santa Maria. A la salida del pueblo, después de atravesar campos de manzanos, llegamos al río Ter, el cual nos conducirá hasta Torroella. Nada más llegar, y antes de cruzar el puente sobre el Ter y continuar nuestra ruta, tenemos dos opciones más: girar a la izquierda y entrar en la preciosa villa de Torroella, o bien cruzar la carretera y seguir las indicaciones de color morado de la red de cicloturismo del Baix Empordà, que nos llevarán a la Gola del Ter (nombre que recibe la desembocadura del mismo río) y a l’Estartit. Para ver detalladamente la descripción de estos itinerarios consultad la página siguiente.

GUALTA
Pasados los ríos Ter y Daró llegamos a Gualta, localidad en la que cabe destacar el puente antiguo de cinco arcadas (s. XVI y XVII), la iglesia de Gualta y, un poco más lejos, el molino, una construcción con restos de una parte fortificada.

Track de recorrido Descargar el track
Cerrar y volver al mapa
Punto de encuentro
2013 © Pirinexus. Todos los derechos reservados C/ Emili Grahit 13, 9-B · 17002 Girona · T 972 48 69 50 info@pirinexus.cat | Aviso legal | Cookies | Política de privacidad | Mapa web | Créditos